Daedalus Reef, oasis de vida

Este legendario arrecife, es uno de los grandes atractivos del Mar Rojo, en especial para los buceadores y buceadoras. Daedalus es famoso por los encuentros con tiburones y por sus paredes forradas de todo tipo de coral.

Está situado a más de 100km al Sur de la ciudad costera de Marsa Alam en medio del Mar Rojo y en árabe es conocido como “Abu Kizan” ( ver en google maps ). Solo es accesible en los barcos de vida a bordo o safaris de buceo. Es una montaña submarina que surge desde los 550m hasta la superficie . Son casi constantes las corrientes y el oleaje pero gracias a su dimensión de más de 1.075m de largo y 300 de ancho ofrece cobertura suficiente en su parte Sur para poder disfrutar de sus fondos con total seguridad y comodidad.

Daedalus Reef, es famoso por los encuentros con tiburones y sus paredes colonizadas completamente por coral

Debido a su ubicación, muy cerca de las rutas de navegación hacia y desde el Canal de Suez, el gobierno inglés solicitó permiso a Egipto para la construcción de un faro que marcase su posición y así facilitar la navegación a los miles de barcos que incluso hoy en día cruzan relativamente cerca del arrecife.

faro daedalus reef

Faro original 1863. Foto:scuba-diving-adviser.co.uk

placa daedalus reef

Placa conmemorativa de la reconstrucción. Foto:Javier Martínez

En 1863 compañías británicas, con la ayuda del ejército ingles, construyó un faro de metal de 18m de altura, con forma cónica y pintado completamente de rojo. Para llevar a cabo la construcción, transportaron toneladas de arena del desierto e hicieron los cimientos con hormigón. Situaron el faro casi en medio del arrecife, para de esta forma, salvar los temporales de viento y olas que en ocasiones hay en la zona. Esto les obligó a construir un pantalán de casi 100m de longitud, que unía el faro con el extremo sur del arrecife, que ofrece protección a los barcos de abastecimiento durante los temporales. Actualmente este primer pantalán está semi-destruido pero se pueden ver todavía partes en pie.

daedalus, mar rojo, faro

Vista actual del faro de Daedalus Reef. Foto: Charlie

Durante casi 70 años el faro funcionó correctamente y se convirtió en punto de referencia para todos los marineros y capitanes que cruzaban el Mar Rojo. A principios del siglo XX el gobierno egipcio reclamó el faro para incluirlo en su plan de faros. En 1931 con la necesidad de ampliar la capacidad del faro, el gobierno egipcio contrato a la empresa francesa Barbier, Benard, et Turenne para la reconstrucción del mismo.  Tardaron un 1 año y 4 meses en construir el nuevo faro, usando los mismos cimientos. Esta vez el faro tendría una altura de 30m, estaría construido casi en totalidad de hormigón y piedra. Ahora su destellante luz era visible a más de 19 millas náuticas de distancia, lo que supuso de gran ayuda a los capitanes, que a partir de ahora no tendrían que acercarse tanto al arrecife para poder ver su luz y fijar rumbo. También construyeron una pequeña casa donde podían vivir los fareros y otro pantalán más sólido, dotado de una vía ferroviaria donde poder transportar mercancías en carretas.

Zona protegida, Parque Marino

Gracias a la magnífica y rica vida marina que habita en los alrededores y paredes sumergidas de Daedalus, en la década de los 80’s empezó a destacar entre el resto de arrecifes y comenzaron a llegar los primeros buceadores recreativos. Con la necesidad de conservar y proteger esta maravilla de la naturaleza, organizaciones proteccionistas solicitaron al gobierno egipcio la inclusión de Abu Kizan en el programa de Parques Marinos del país. Así en 1986 Egipto declaró a Daedalus Reef , Parque Marino de Abu Kizan y lo incluyó en el programa. Desde entonces como en cualquier otro Parque Marino de Egipto, se dotó con una tasa para cada visitante que irá destinado a la conservación y protección.

En 1986 Egipto declaró a Daedalus Reef Parque Marino de Abu Kizan, protegiéndolo por ley, de cualquier agresión medioambiental .

Dentro del Parque está prohibida la pesca de todo tipo, la destrucción o alteración de la vida marina, así como las inmersiones nocturnas o bañarse ( solo buceo ). Del mismo modo las empresas turísticas deben tener permiso del gobierno para poder acceder y pernoctar dentro de los límites del Parque.

vida marina mar rojo

Pared Norte de Daedalus. Foto: Fernando Martínez

coral mar rojo daedaus

Coral blando Daedalus. Foto:Fernando Martínez

Bucear en Daedalus Reef

Dada su aislada localización, es refugio de prácticamente todas las especies de arrecife, siendo uno de los mejores ecosistemas de este tipo que se puede visitar en el Mar Rojo. Todo ello acompañado de la vida grande que se acerca a Daedalus en busca de alimento, hacen de este arrecife uno de los más impresionante de todo el Mar Rojo. En ocasiones puede llegar a ser un buceo exigente y requiere experiencia previa en inmersiones con corriente y profundas.

daedalus reef

Foto de ambiente en Daedalus Reef. Foto: Fernando Martínez

Para poder bucear en Daedalus, es necesario acceder en un vida a bordo o safari de buceo. Dada la distancia con la costa, no es posible visitar este arrecife desde la costa o en una excursión de un solo día.

En el 90% de las inmersiones que hagamos en Daedalus debemos tener el apoyo de las zodiacs y siempre llevar con nosotros una boya de descompresión o marcación, para poder dar a conocer nuestra posición a la hora de emerger a superficie. Otro punto importante es mantenerse siempre orientado teniendo a la vista de pared del arrecife cuando nos adentramos a mar abierto en busca de tiburones, es muy común que haya corriente y en cuestión de segundos podemos perder la orientación.

También debemos tener cuidado de la profundidad en cada momento durante la inmersión, es común que haya muy buena visibilidad, la temperatura es constante y no tenemos puntos de referencia, por lo que tendremos mantener la profundidad planificada con nuestro ordenador de buceo o profundimetro. Por último, otro factor a tener en cuenta aquí, es garantizar la seguridad manteniendo distancia de seguridad entre nosotros y el arrecife a la hora de salir a superficie. Sí se emerge en la zona donde está golpeando el oleaje, siempre hay que mantener un mínimo de 80m entre nosotros y el arrecife, de lo contrario las olas nos podrían empujar hasta el arrecife.

Podríamos resumir los puntos de inmersión en tres. Por supuesto se pueden hacer distintas combinaciones de inmersión en Daedalus, pero por lo menos estas son las que deberían ser imprescindibles a nuestro entender.

  • Extremo Norte + pared Este
  • Extremo Norte + pared Oeste
  • Plataforma Sur

Extremo Norte + Pared Este

Si las condiciones meteorológicas son favorables, será la primera inmersión que haremos en Daedalus, con un claro objetivo: ir en busca de escuelas de Tiburones Martillo o ejemplares solitarios. Llegamos al extremo norte del arrecife en zodiac, e intentaremos entrar al agua en flotabilidad negativa, a escasos metros del arrecife. Lo primero que nos sorprende es el impresionante azul del mar abierto y el color de la pared del arrecife. Una vez hayamos chequeado todo el equipo y nuestro compañero, marcaremos rumbo noreste para salir en diagonal en busca de los tiburones martillo, siempre con un ojo en la silueta del arrecife a nuestra espalda. Bajaremos a una profundidad de 30m, para posteriormente ir subiendo progresivamente.

vida marina mar rojo

Tiburones Martillo. Foto: vlado-slovak.com

Ejemplar solitario. Foto: constantinealexander.net

Por norma general, los tiburones martillo en Daedalus, no suelen hacer mucho caso a los buceadores, siguiendo su trayectoria y sin acercarse mucho. Dentro de los bancos podemos encontrar desde tiburones juveniles a grandes ejemplares de más de 3m, siendo estos los más curiosos. Si no se encuentran los martillos cuando se llega, no tiene mucho sentido buscar durante mucho tiempo y gastar toda nuestra reserva de aire en el “azul”, ya que son muchos los atractivos que nos ofrece la pared del arrecife. Una vez terminemos de explorar el “azul”, volveremos al arrecife, a su cara Este e iremos subiendo progresivamente hasta los 10m de profundidad para ver en total plenitud de luz, la increíble colonización de todo tipo de coral – blando y duro – y la explosión de vida de arrecife que habita. Antias, Mariposas, Payasos, Peces Angel, Estandartes, Meros de coral, Cirujanos, Morenas Gigantes, Tortugas, Napoleones, Escorpiones, Peces Globo y Catalufas entre otros. Sin olvidar las Mantas que suelen ir al arrecife en busca de su limpieza diaria.

Según vayamos recorriendo la pared dirección sur, deberemos echar un ojo a mar abierto, Daedalus es ese tipo de inmersión que mires donde mires encuentras vida, bancos de barracudas, atunes, pargos y fusileros suelen congregarse cerca del arrecife, también tiburones Longimanus, grises, sedosos y puntas blancas merodean por los alrededores.

En muchas ocasiones las corrientes pueden ser un factor muy importante a tener en cuenta en esta inmersión.

Para emerger a superficie, nos debemos retirar de la pared unos 80m, ya que por norma general en esta cara del arrecife estamos expuestos al viento y el oleaje. Marcaremos nuestra posición con la boya deco y esperaremos a que nos recoja la zodiac.

Extremo Norte + Pared Oeste

Esta inmersión es muy similar a la anterior, si nos fijamos en la planificación. Llegaremos al extremo Norte con las zodiacs de apoyo y bajando en flotabilidad negativa. Esta vez marcaremos rumbo noroeste e iremos una vez más en busca de los tiburones martillo, dejando la pared en nuestro hombro izquierdo y sin perder el arrecife de vista. Bajamos a 30m de profundidad en el azul para ir en busca de los preciados tiburones y sí la suerte nos acompaña podremos disfrutar durante unos minutos de la impresionante experiencia que significa bucear muy cerca de ellos. Progresivamente iremos acercándonos a la pared este del arrecife y hasta que llegemos a los 10m de profundidad. En esta parte del arrecife es más común encontrar mantas que se acercan a la pared para la limpieza de los lábridos.

vida marina mar rojo

Primer plano de Manta. Foto: Camel Dive

Anemoni City Deadalus. Foto: olivierpictures.net

Según vamos recorriendo la pared Este en dirección Sur, lo primero que nos damos cuenta es el gran desarrollo del coral que tenemos en este lado del arrecife. La cara Oeste, está expuesto al azote de las olas por norma general, lo que no permite un crecimiento como en la pared Este. Colonias completas con más de 8m de altura, hacen las delicias de todos los buceadores. Al igual que en la otra parte del arrecife, la explosión de vida es digna de mencionar, podemos encontrar la gran mayoría de vida de coral que habita en el Mar Rojo.

Casi antes de salir de la inmersión, nos encontramos con Anemoni City. Es una extensión de unos 15m de distancia completamente forrada de anemonas, donde viven una de las mayores colonias de Peces Payasos y Damiselas. Una autentico paraíso que es la una delicia para todos los aficionados a la fotografía submarina. La inmersión termina más o menos por esta zona, depende un poco del tiempo y aire que hayamos usado en la primera parte del buceo.

Plataforma Sur

Una de las inmersiones más bonitas que podemos hacer en todo el Mar Rojo. Normalmente sí tenemos el amarre cerca del pantalán, nos tiraremos al agua directamente desde la plataforma del barco. Justo debajo a 29m de profundidad se extiende la plataforma Sur, una extensión bastante grande donde el coral blando a colonizado hasta el último rinconcito. Iremos dirección Norte, con la pared en nuestro hombre derecho, siguiendo la plataforma, para recorrer en la medida de lo posible todo lo que podamos de pared Este. Aquí también tenemos más posibilidades de tener un encuentro con los tiburones Longimanus y Sedosos que viven en los alrededores de Daedalus.

Longimanus, Mar Rojo

Longimanus. Foto: Javier Herrero

Coral, Daedalus, Plato Sur

Metal colonizado por Coral. Foto: Fernando Martínez

En el fondo, a lo largo de toda la plataforma, podemos encontrar pequeños restos de estructuras de metal completamente colonizadas. Son restos  de los antiguos habitantes del faro y sobre todo, pequeños objetos que se usaron para la construcción del primer faro. Hoy en día son la morada de mucha vida pequeña, como Gobios, Morenas, Gambas, Nudibranquios, y Cangrejos Arlequines.

Cuando la inmersión termine habremos recorrido aproximadamente hasta la mitad del arrecife de la cara Oeste, indicaremos nuestra posición con la boya deco y esperaremos a que zodiac nos venga a recoger.

Sin duda, Daedalus es uno de los puntos más importantes de todo el Mar Rojo, no solo de Egipto. Los famosos avistamientos de escuelas de tiburones martillos combinado con unas formaciones de coral practicamente virgenes, hacen de este arrecife un punto indispensable para todos los buceadores.